En días como estos, de Lourdes Ortiz

El miércoles 16 de diciembre, desde las 20 horas, presentamos uno de los trabajos más interesantes de Lourdes Ortiz, En días como estos, publicada en 1981 y recientemente reeditada por M.A.R. Editor. Junto a la autora estarán los también escritores Juana Salabert y Miguel Ángel de Rus y el crítico Luis Peña.


Estamos ante una novela negra que indaga en las profundidades del terrorismo. Lourdes Ortiz busca en los actos de violencia, en la emboscada, en la huida, las motivaciones de los hombres que matan en nombre del sueño vasco. Entre el género negro y el realismo se descubren los atributos del hombre actual, su confusión, su obligación de reflexionar ante un mundo que no comprende, la lucha entre el idealismo y el hombre que ha perdido la fe en los valores que explicaban el mundo.

Sus personajes tienen algo de héroes, pero al mismo tiempo se sienten inseguros, desorientados, buscan un lugar en el mundo. Lourdes Ortiz considera que es oportuno volver a publicar esta novela y no sólo porque los textos no mueren, sino porque lo que nos cuenta es universal: "guerras o guerrillas que se suceden, jóvenes que luchan por causas diversas y en un momento dado se dan cuenta de que no saben ya por qué, ni qué sentido tiene seguir en algo que sólo provoca destrucción y muerte. A veces es sólo el cansancio, la nostalgia de lo perdido: la aldea abandonada, la vida en común, la calma. Y en otros casos una decepción o el cansancio y el miedo". Ortiz remarca las condiciones duras de la vida, un cierto pesimismo que flota en el ambiente, y la obsesión por la inadaptación, la frustración y la muerte. Esta novela es uno de los puntos más significativos de lo que fue la nueva ola de escritores de comienzos de los años ochenta, cuando aparecen las obras de Eduardo Mendoza, Álvaro Pombo, Julio Llamazares, Jesús Ferrero, Vázquez Montalbán o Juan Marsé. Es una época en la que se reivindica el placer de narrar. Han pasado tres décadas desde que se escribió En días como estos, y comprobamos que sigue vigente, que los odios nacionalistas se mantienen intactos y que cualquiera de nosotros podría ser el protagonista.

Una novela sobre el terrorismo que fue publicada originalmente en 1981 y que entonces se relacionó con el mundo de ETA y el nacionalismo vasco, aunque Lourdes Ortiz tuvo mucho cuidado de no escribir una novela sobre un fenómeno puntual, sino sobre las “razones” y la realidad vital de los terroristas y que vuelve a ser de necesaria lectura con el terrorismo islámico. Es una novela que indaga en las profundidades del terrorismo. Lourdes Ortiz busca en los actos de violencia, en la emboscada, en la huida, las motivaciones de los hombres que matan. Entre el género negro y el realismo se descubren los atributos del hombre actual, su confusión, su obligación de reflexionar ante un mundo que no comprende, la lucha entre el idealismo y el hombre que ha perdido la fe en los valores que explicaban el mundo.
         
Afirma Lourdes Ortiz sobre el fenómeno del terrorismo  “Ahora sobran las palabras. No es el momento de la venganza, es el momento de demostrar que creemos todavía en los viejos valores de esa Europa, un poco agonizante que se hallan precisamente en el lema de la República francesa -y que tantas veces han sido traicionadas- esas hermosas palabras de esperanza y civilización: libertad, igualdad, fraternidad. Pero no. hay ruido de armas, de misiles sobre nuestras cabezas. No se trata, parece, de reflexión y medidas políticas, en encuentro, de diálogo, sino de represión, bombarderos y más dolor. No de la cabeza y la reflexión sobre los posibles errores cometidos que han podido llevar a esta situación de enfrentamiento y guerra, sino solo de la emoción y de las tripas. Los gobernantes piensan que serán tachados de debilidad sino recurren una vez más a la represión y a la respuesta contundente. Más controles, menos libertades y más intervención de las más mortíferas armas. Esas mismas armas que primero se les vende a los países donde se fomenta el odio, la destrucción y la desesperación. De algún modo- y es terrible afirmarlo- el horror vivido en París parece querer dar la razón a los que piden: ‘Más madera’ y así lamentablemente va quizás a utilizarse. Con la satisfacción del Daesh. que así consigue sus fines, como lo consigue con sus repugnantes vídeos de masacres medievales”.
         
Para Lourdes Ortiz, vivimos un momento clave en la lucha contra el terrorismo “Hay momentos que se convierten en paradigmáticos, que se recordarán siempre. Y el de los atentados en París fue uno de esos, como lo fue en Madrid el siniestro ataque a los trenes o en Nueva York a las Torres Gemelas. Una sensación de impotencia y miedo. Guerra de guerrillas perfectamente sincronizada, comentaban los distintos analistas convocados. Gente dispuesta a matar y a morir. Aquellos vientos trajeron tempestades, tempestades, que no se pueden justificar de ningún modo, pero ahí están detrás Irak, Afganistán, Siria ahora, Libia, etc. Y Europa está así -y España también- en primera línea de fuego enemigo. Todos, parece, somos culpables. Y lo que queda es una sensación de impotencia y terror. El Nuevo orden se ha convertido en pesadilla. Y no basta con señalar a los fanáticos culpables -siempre los habrá- sin en encontrar medidas para evitar que el odio y la destrucción sigan creciendo. Y la simple represión o el castigo nunca basta”.


Escritora, dramaturga, novelista, ensayista y traductora española, Lourdes Ortiz es Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid, profesora de Historia y de Sociología del Arte en la UNED y de la Facultad de Periodismo de Madrid. Fue miembro del comité de lectura del Centro Dramático Nacional y catedrática de Teoría e Historia del Arte en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid, que también dirigió. Sus obras teatrales más conocidas son La Guarida, Fedra, Las murallas de Jericó, El cascabel al gato, Penteo, Yudita, El local de Bernardeta A, Electra-Babel, Dido en los infiernos, Olivia y Macedonia y Rey Loco. Ha publicado las obras narrativas Las manos de Velázquez, Ojos de gato, Urraca, La liberta, La fuente de la vida, Antes de la batalla, Andrés García de 19 años de edad, Arcángeles, Picadura mortal y Luz de la memoria, traducidas a diversos idiomas. También publicó los libros de relatos: Los motivos de Circe, La caja de lo que pudo ser y Fátima de los naufragios. Es autora de ensayos como El sueño de la pasión, Rimbaud, Larra, Comunicación crítica o Camas, un ensayo irreverente.