Las cinco vidas de Lidia Falcón

El lunes, 2 de noviembre, a las 20h. tenemos el placer de invitaros a la presentación de Las cinco vidas de Lidia Falcón, junto a la misma Lidia, Linda G. Levine, catedrática de Literatura española en la Universidad de Montclair (New Jersey, Estados Unidos), Ignasi Riera, periodista y filólogo, y Luis Matías López, escritor y crítico literario.


Este libro es un homenaje a la figura de Lidia Falcón. Un homenaje a toda una vida de lucha en distintos campos que, al final, constituyen uno solo: lucha por la libertad, por la igualdad, por los derechos de todos y muy férreamente por los derechos de la mujer. La trayectoria de Lidia Falcón es así múltiple y una. Personaje central de la lucha feminista, autora teatral, novelista, ensayista, colaboradora en numerosos medios periodísticos, fundadora de publicaciones fundamentales como Vindicación feminista, de organizaciones políticas como el Partido Feminista, y partícipe en innumerables iniciativas culturales, sociales y políticas, Lidia Falcón merece de sobra el homenaje que se le brinda en estas líneas, homenaje a cargo de las y los dieciocho firmantes de los textos que aparecen en este libro y al que esta editorial quiere sumarse.

Los artículos contenidos en este volumen han sido redactados por:

Victoria Camps; Linda G. Levine; Gloria F. Waldman; Elizabeth Starcëvic; Irene Álvarez Sánchez; Carlos  Enrique Bayo Falcón; Elvira Siurana; Zuriñe Del Cerro; Bo Lindblom; Carlos París; Mariam Larumbe; Shere Hite; Brad Epps; Ignasi Riera; Patricia O’Connor; Anna Caballé; John Gabriele y Carmen Peña.


Lidia Falcón es licenciada en Derecho, en Arte Dramático y Periodismo y doctora en Filosofía. Es fundadora de la revista Vindicación Feminista, y de la revista feminista Poder y Libertad, que actualmente dirige. Fundadora y presidente del Club Vindicación, de Vindicación Feminista publicaciones, del Partido Feminista de España, de la Confederación de Organizaciones Feministas y de los Tribunales de Crímenes contra la Mujer. Su larga militancia en el feminismo y su asistencia a la Ferias del Libro Feminista y a los principales foros internacionales de Bruselas, Londres, Nairobi y Beijín la han convertido en la líder más internacionalmente conocida del feminismo español. Ha publicado 39 libros. En el terreno del ensayo encontramos las obras fundamentales del feminismo: Mujer y Sociedad, Cartas a una idiota española, La Razón Feminista, Violencia contra la mujer, Mujer y Poder Político, Los Nuevos Mitos del Feminismo y Los Nuevos Machismos, que han sido traducidas a varios idiomas. Su obra autobiográfica comprende los títulos: Los hijos de los vencidos, En el Infierno, Viernes y 13 en la calle del Correo, Memorias Políticas y La vida arrebatada. Asimismo, tiene una extensa obra teatral y narrativa. Entre las novelas destacan las siguientes: Es largo esperar callado, El juego de la piel, Rupturas, Camino sin retorno, Postmodernos, Clara, Al fin estaba sola, Una mujer de nuestro tiempo, y la última publicada Ejecución Sumaria.

El peligro de creer, de Luis Alfonso Gámez

El viernes 23 de octubre, desde las 19'30 horas, el periodista y divulgador Luis Alfonso Gámez nos presenta su último trabajo, El peligro de creer (Léeme Libros). Junto al autor estarán el periodista Toni Garrido y Ángel Martín, presentador del programa de TVE dedicado a la ciencia Órbita Laika, en el que también participa el autor de la obra.


Bulos, falsas creencias, medicina alternativa... La desinformación sigue campando a sus anchas en un mundo en el que la aparente verosimilitud parece seguir ganándole la batalla a la razón y a la ciencia en muchos casos. Lo irracional sigue siendo demasiado atractivo (¿a quién no le gustaría poder comunicarse con el Más Allá o poder anticipar el futuro?) y hace que dejemos a un lado el pensamiento crítico y nos dejemos llevar. Y eso es tremendamente peligroso. Engañarnos, o que nos engañen, puede poner en riesgo nuestra salud, nuestras finanzas, nuestro bienestar e incluso nuestra propia vida (piensa en un genio como Steve Jobs y en como su fe en supuestas terapias milagrosas le hizo perder un tiempo precioso en su lucha contra el cáncer). Detrás de cualquier esquina acecha todo tipo de estafadores dispuestos a sacar partido de nuestros momentos de debilidad y aprovecharse de nuestra ingenuidad o de nuestra tendencia a querer creer.


Luis Alfonso Gámez es periodista y ha sido el conductor de Escépticos, una serie de ETB que es la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y lleva la sección El archivo del misterio en Órbita Laika. Ha colaborado con Punto Radio Bizkaia, Radio 3 y Radio Nacional de España, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da charlas sobre ciencia y pseudociencia ante todo tipo de público, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años.

Mantiene desde junio de 2003 el blo Magonia, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico.

Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world’s leading paranormal inquirers, editado por el filósofo Paul Kurtz.

Su afición por la radio comenzó a muy temprana edad: con 14 años realizó un curso de radio y con apenas 18 empezó a trabajar en este medio, siendo A cara descubierta (Radio Mallorca) su primer programa.

Se trasladó a Madrid en 1993, donde decidió continuar en las ondas, concretamente, en la Cadena SER. Comenzó a compaginar radio y televisión a partir de 1997, cuando se convirtió en el hombre del tiempo de Madrid Directo de Telemadrid. Desde entonces, se le ha podido ver como presentador y colaborador en diversos programas. En 2006 presentó y dirigió los programas Gran Vía y Hoy por hoy Madrid, ambos para la Cadena SER.

Entre 2007 y 2012 condujo y dirigió el programa Asuntos propios en Radio Nacional de España, de lunes a viernes, entre las 16 y las 19 horas de la tarde.

En 2012, y tras su etapa en RNE, Garrido vuelve a la radio como productor del programa YU no te pierdas nada, en Los 40 Principales, y presentado por Dani Mateo.5 6 En 2013 produce además el programa musical Un lugar llamado mundo, presentado por Javier Limón y emitido por Canal + (televisión) y Europa FM (radio).

En 2006 publicó junto con su compañero y amigo Tom Kallene "El Sueco", un libro titulado Onderou,8 que emula el clásico On the Road (En el camino) del escritor estadounidense Jack Kerouac, editado en 1957. En 2009 junto con Xosé Castro publicó el libro Inculteces. Barbaridades que dice la gente,9 editado por Planeta y basado en una de la secciones del programa Asuntos propios.


Ángel Martín Gómez (Barcelona; 5 de octubre de 1977) es un cómico, guionista, actor y presentador español conocido, sobre todo, por su participación en el programa televisivo Sé lo que hicisteis..., entre el 30 de marzo de 2006 y el 20 de enero de 2011, y por presentar actualmente el programa de divulgación científica Órbita Laika.

Poesía última de Vicente Huidobro

El lunes, 19 de octubre, a las 20h. recibimos al escritor, crítico literario, periodista y diplomático chileno Jorge Edwards, y al hispanista italiano y responsable de la presente edición Gabriele Morelli, para la presentación de Poesía última [Poesía reunida, 1941-1948], la antología recién publicada por la Editorial Renacimiento del poeta chileno Vicente Huidobro.


El libro reúne las dos últimas entregas poéticas de Vicente Huidobro, El ciudadano del olvido y Últimos poemas, esta fruto del interés y del amor de Manuela por su padre y en la cual hemos añadido el poema olvidado «Hermanos». Un conjunto de textos que no anula la experimentación creacionista, sino que la limita a elementos residuales, mostrando una actitud más meditativa, más íntima y plegada hacia dentro: su lenguaje sigue siendo de gran envergadura plástica, pero su fluencia verbal se llena de sustancia y peso humano. Limpio y renovado, el yo «viajero sin fin» contempla la muerte que le espera. El ciudadano del olvido interpreta una honda inquietud espiritual, en cambio Últimos poemas insiste en el proceso de humanización que no borra el signo de la inteligencia. El poeta se pregunta, pide comprensión: su lenguaje ha sustituido la travesura y la mofa para dialogar con los seres fraternales del mundo. El poema final se abre y cierra con la imagen anafórica de la muerte. La lápida de la tumba de Huidobro indica que al fondo se ve el mar: el secreto de sus aguas guarda la palabra del escritor que mejor supo traducir las aspiraciones innovadoras de la poesía del siglo XX.


Vicente Huidobro (Vicente García-Huidobro Fernández, heredero del marquesado de Casa Real) nació el 10 de enero de 1893 en Santiago de Chile en una mansión situada en el paseo principal de esta ciudad. Su familia estaba integrada al ambiente político y financiero de la época. Era propietaria -entre muchos otros bienes- de la conocida Viña Santa Rita, donde su abuelo materno, profundamente católico, había implementado un sistema cooperativo de asistencia social, novedoso por esos años. Vicente Huidobro se educó en el exclusivo Colegio de San Ignacio, regentado por los padres jesuitas, que luego fueron blanco de su crítica. Desde muy temprano, su madre -que escribía con el pseudónimo de Monna Lisa- le incentivó su inclinación por las letras. Ella misma mantenía una tertulia literaria en sus habitaciones del enorme palacio que "en sus distintas dependencias, entre personas de la familia, criados y criadas, contando a un enano o tonto doméstico muy célebre, alojaba, según cálculos prudentes, unas sesenta almas". Estaba suscrita a revistas culturales francesas que le permitieron al joven poeta informarse detalladamente de la escena parisina y europea.

Santiago de comienzos de siglo es una ciudad de alrededor de 400.000 habitantes en que coexiste, choca, pero también se complementa una modernización parcial, en gran parte una modernización de las apariencias -edificios públicos en el centro, aunque también estaciones de ferrocarril, mansiones representativas, vestidos a la moda, carruajes, primeros automóviles, normas sociales- con la compleja herencia de una sociedad de usos y costumbres fuertemente arraigados en las rancias tradiciones hispano-cristianas.
Vicente Huidobro inicia su formación literaria en un ambiente cultural aún marcado por la presencia crepuscular del modernismo, consolidado en América Latina por Rubén Dario (1867-1916). Su primer libro, Ecos del Alma (1911) asume convencionalmente la poética modernista y delata fuertes influencias que incluso retroceden hasta el romanticismo de Bécquer y el desengaño romántico de Heine. El libro está dedicado a Manuela Portales Bello, con quien se casará en 1912.


Los libros siguientes Canciones en la noche y La gruta del silencio –publicados apenas 2 años después- introducen algunos cambios: no sólo hay parodias sarcásticas de tópicos del modernismo, sino que incorpora formas novedosas como el caligrama, que reproduce visualmente aquello de que se habla, por ejemplo, una capilla de aldea. Pasando y pasando –libro de críticas y crónicas que la familia horrorizada recoge y quema debido a sus fuertes ataques a los jesuitas, salvándose escasos ejemplares- muestra ya plenamente la incomodidad de Huidobro en relación a los modelos poéticos heredados y también su incontenible rebeldía contra la sociedad establecida: "Dejemos de una vez por todas lo viejo... En literatura me gusta todo lo que es innovación. Todo lo que es original. Odio la rutina , el cliché y lo retórico... Odio los fósiles literarios. Odio todos los ruidos de las cadenas que atan. Odio a los que todavía sueñan con lo antiguo y piensan que nada puede ser superior a lo pasado... Amo todos los ruidos de las cadenas que se rompen... Admiro a los que perciben las relaciones más lejanas de las cosas...".
En el mismo año (1914), en su conferencia "Non Serviam" -leída en el Ateneo de Santiago- Huidobro avanza teóricamente hasta el borde mismo de la nueva poesía, es decir, hasta los comienzos del vanguardismo: proclama la necesidad de una poesía que no siga siendo imitación de la naturaleza, imagen mimética, sino creación de mundos propios, independientes del mundo real.

En 1916 Huidobro y su familia -y como la leyenda dice, con una vaca a bordo para tener leche fresca para los niños- viajan a Europa. Su meta es, por supuesto, París, capital de la vanguardia internacional.

De paso por Buenos Aires, edita El espejo de agua (1916), plaquette que contiene su célebre "Arte poética" y una serie de poemas que testimonian que ya está bastante adelantado en su camino a la vanguardia. Como se sabe, la autenticidad de la fecha de esta edición ha sido puesta en duda, pero, a casi ochenta años de la polémica, no hay que angustiarse tanto. La segunda edición -posterior a sus primeros poemas vanguardistas de París- apareció en Madrid, en 1918. De todos modos, es el primer vanguardista en lengua española. Y uno de los primeros en cualquier idioma.

Texto de Federico Schopf extraído de http://www.vicentehuidobro.uchile.cl/index.html