Encuentro sobre Michel Houellebecq



El miércoles 1 de julio, a las 20 horas, celebramos en encuentro alrededor de la figura de uno de los escritores más polémicos y reconocidos del panorama actual, el francés Michel Houellebecq, que recientemente publicó su última obra, la controvertida Sumisión. Jimena Larroque nos introducirá en el fascinante mundo del autor de El mapa y el territorio, presentándonos a la vez el curso que imparte sobre el escritor francés en Ítaca, escuela de escritura, al que se pueden apuntar los interesados. 


Jimena Larroque nació en Bilbao en 1980 y, antes de instalarse en Madrid, ha vivido doce años en Montpellier, París y Montreal. Es licenciada en Derecho y doctora en Ciencia Política. Ha impartido clases como profesora de Civilización Hispánica en varias universidades francesas (Universidad de Montpellier, París 3 Sorbonne Nouvelle, París 8 Vincenne Saint Denis, UQAM) y le interesa especialmente la literatura, la traducción y la escritura.

Realiza actualmente un Máster de Literatura en el contexto europeo (UNED), redacta informes de lectura para el grupo editorial Penguin Random House Mondadori y colabora con medios culturales mediante entrevistas a escritores. Asimismo, imparte un taller de literatura francesa, en español y en en francés.

Aprendió a decir los colores y a contar en francés antes que en su lengua materna. Recuerda al profesor de maternelle, un señor de bigotes con cara de panadero afable que se llamaba Édouard. A cada primer mordisco de cruasán, siempre se acuerda de él (imposible que él se figure sus homenajes, ya que ni siquiera la recordará, o al menos eso piensa ella). Se aficionó, desde entonces, a este tipo de ofrecimientos secretos; otros dirán que es nostalgia. 

Le gusta enseñar y empujar la curiosidad más allá de los Pirineos, y más lejos aún. Cree que expresarse bien y pensar bien van de la mano, como debería ir la lectura y la escritura.


Michel Thomas (Isla de Reunión, 1958), más conocido como Michel Houellebecq es un poeta, novelista y ensayista francés. Sus novelas Las partículas elementales y Plataforma se convirtieron en hitos de la nueva narrativa francesa de finales de siglo XX y principios del XXI. Ambas le otorgaron cierta consideración literaria, pero también dieron lugar al llamado "fenómeno Houellebecq, que provocó numerosos y apasionados debates en la presa internacional. 

Hijo de padres atípicos que, al parecer, se desentendieron de él desde muy pequeño, pasó su infancia y adolescencia con su abuela paterna, de la cual adoptó el apellido como pseudónimo. De este hecho biográfico nacen algunos de sus temas recurrentes en su obra, como su fijación en las miserias afectivas del hombre contemporáneo. En 1980, se licenció como ingeniero agrónomo, Trabajó un tiempo como informático, experiencia que quedará reflejada en su primera novela. 

Con la publicación en 1994 de Ampliación del campo de batalla, que se llegó a comparar con El extranjero, de Camus, pasó del anonimato total a convertirse, gracoas exclusivamente al boca a boca, en autor de uno de los libros más vendidos del año. La obra fue traducida a numerosas lenguas y le dio a conocer al gran público. Algunos críticos. cogidos a contrapié, creyeron que su éxito sería flor de un día, pero ese vaticinio se disipó de golpe con la publicación de su segunda novela, Las partículas elementales, considerado el mejor libro francés de 1998 por la revista Lire y galardonada con el Prix Novembre. Ese mismo año obtuvo además el Premio Nacional de las Letras para jóvenes talentos. Su tercera novela, Plataforma, le convirtió definitivamente en estrella mediática, no sólo por traducirse a más de 25 lenguas sino por ser objeto de una agria polémica en torno a su supuesta islamofobia y por su visión amoral de la explotación sexual en el tercer mundo. En su obra se aprecia la influencia de autores tales como el Marqués de Sade, Aldous Huxley, Howard-Phillips Lovecraft y Louis-Ferdinand Céline.

A causa de la presión mediática dejó Francia y vivió en Irlanda durante algunos años y después en el sur de España, en el Cabo de Gata, para regresar años después nuevamente a Francia.