Homenaje a Primo Levi

El jueves, 29 de enero, desde las 20 horas, rendimos tributo al escritor italiano Primo Levi, superviviente de los campos de exterminio nazis. Contaremos con la presencia del director de CentroCentro, José Tono Martínez, con el que ya estuvimos en la presentación de Insaciabilidad, de Stanislaw Ignacy Witkiewicz.


Levi nació en 1919 en el seno de una familia liberal judía. Se graduó en Química en la Universidad de Turín en 1941. En 1943 él y unos camaradas salieron al campo e intentaron unirse a la resistencia antifascista italiana. Completamente inexperto para tal aventura, fue arrestado el 13 de diciembre de 1943 por la milicia fascista, que lo entregó al ejército de ocupación alemán al identificarse como judío –de haberse identificado como partisano lo habrían fusilado inmediatamente–. El 21 de febrero de 1944 fue deportado y al mes siguiente llegó a Monowice (Monowitz), uno de los campos de concentración que formaban el complejo de Auschwitz, situado en la Polonia ocupada por los nazis, donde pasó diez meses antes de que el campo fuera liberado por el Ejército Rojo. De los 650 judíos italianos de su "remesa", Levi fue uno de los veinte afortunados que sobrevivió al exterminio.

Al volver a Italia, Levi ejerció como químico industrial en la factoría química SIVA en Turín. Pronto empezó a escribir sobre sus experiencias en el campo y su vuelta subsiguiente a casa a través de la Europa del Este, en las que se convirtieron en sus dos memorias clásicas: Si esto es un hombre y La tregua.

También escribió otras dos memorias muy apreciadas, Momentos de indulto y La tabla periódica. Momentos de indulto lidia con personajes que observó durante su prisión. La tabla periódica es una colección de piezas cortas, mayormente episodios de su vida, así como también dos relatos cortos, todos relacionados de algún modo con alguno de los elementos químicos. La ambiciosa novela Si ahora no, ¿cuándo?, que cuenta la historia de una banda de partisanos judíos durante la Segunda Guerra Mundial errantes por Rusia y Polonia, ganó los destacados premios Viareggio y Campiello cuando fue publicada en Italia e hizo a Levi internacionalmente conocido.

Sus relatos cortos más conocidos se encuentran en La torcedura del mono (1978), una colección de relatos cortos sobre trabajo y trabajadores contados por un narrador que recuerda al propio Levi.

Levi se retiró de su posición como gestor de SIVA en 1977 para dedicarse a escribir a tiempo completo. El más importante de sus últimos trabajos fue su libro final, Los hundidos y los salvados, un análisis del Holocausto en el que Levi explicó que aunque no odiaba al pueblo alemán por lo que había pasado, no lo había perdonado.

Levi murió, aparentemente por suicidio, el 11 de abril de 1987, aunque algunos amigos y biógrafos han cuestionado el veredicto. La cuestión sigue fascinando a los críticos literarios debido a la mezcla característica de oscuridad y optimismo en la escritura de Levi, quien no dejó nota de suicidio. Levi se precipitó por el hueco de las escaleras de su edificio, desde el tercer piso en el que vivía. Algunas de las biografías publicadas con posterioridad explican este hecho como una consecuencia inevitable de las heridas abiertas de su estancia en Auschwitz, así como de los horrores que allí vivió, que se reflejan en su obra. No obstante, existe controversia acerca de si se trató de verdad de un suicidio, pues amigos cercanos a él, que hablaban a menudo con él, no preveían en ningún momento dicho desenlace a su vida. Otros argumentan que el método elegido para quitarse la vida quizá no fuera el más adecuado para alguien que posee conocimientos de química. Por ello algunos piensan que en verdad se trató de un desafortunado accidente.


José Tono Martínez es escritor, poeta y periodista, comisario de exposiciones y crítico de arte y literatura. Nació en Guatemala, en 1960, hijo de un exiliado vasco que combatió en las Brigadas Vascas integradas en la Resistencia Francesa contra los nazis, en la Región de Las Landas, casado con una ciudadana panameña que conoció en Panamá Capital, mientras esperaba un pasaje para viajar a México. Su familia se trasladó a España en 1963. A finales de los setenta, con 17 años, comenzó a colaborar con movimientos sociales y políticos contra el Franquismo y en favor de la democracia.

Dirigió los VAM, Viernes Abiertos de Madrid, ciclos de literatura y sociedad en el Club de Amigos de la Unesco, dirigido por Joaquín Ruiz Giménez, y participó en numerosos debates de la época, sobre todo vinculados a la Polémica de la Posmodernidad. Se licenció en Sociología y Antropología, en la Universidad Complutense de Madrid, en 1982. En los años ochenta fue un activo protagonista de la Movida Madrileña, como co-fundador y luego Director de La Luna de Madrid entre 1985 y 1987.

Se doctoró en Filosofía en la Universidad Autónoma de Madrid (1997) con la tesis “La condición postrimera. Hacia una delimitación del ser contemporáneo”. Viajó por numerosos países y sus libros están presididos por esta constante viajera y la idea de mudanza y cambio, habiendo residido años en EE.UU., y en Argentina. Ha impartido numerosas conferencias y colaborado con periódicos y revistas de ámbito nacional e internacional. En la actualidad escribe en Claves de Razón Práctica y en Revista de Occidente.

Entre sus libros publicados mencionamos Una Fatal Pérdida de Tiempo, El Club de la Infamia, De los Años Próximos, Cantigas de Andar, De los Años Próximos II, La venganza del gallego, La doma del elefante y Una isla estremecida.